Con una parada en el parque Duarte, el movimiento Vida sin Violencia conmemoró este viernes el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, acto en el que llamaron a cambiar la cultura de la discriminación.

También demandaron políticas públicas para enfrentar la violencia contra la mujer, programas permanentes con recursos presupuestarios definidos.

En la verja frontal del parque, frente a la gobernación provincial, fueron colocados letreros con mensajes alusivos al lastre de la violencia y el aumento de los feminicidios.

La actividad sirvió para recordar el 57 aniversario de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, junto a Rufino de la Cruz, asesinados por esbirros del tirano Rafael Leónidas Trujillo el 25 de noviembre de 1960 en la carretera La Cumbre.