Segura y Rodríguez ya cumplen prisión en sus casas

Por | 10 Junio, 2017

SU TRASLADO SE PRODUJO LUEGO DE QUE AYER FUERA RECIBIDA LA ORDEN CORRESPONDIENTE

Los imputados Radhamés Segura, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y Roberto Rodríguez, dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), fueron llevados ayer a sus respectivas residencias, donde cumplirán nueve meses de prisión domiciliaria, acusados de formar parte de la trama de sobornos instaurada en el país por la constructora brasileña Odebrecht.

Su traslado se produjo luego de que ayer fuera recibida la orden correspondiente tras 11 días de arresto en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.   

“Mírenme, estoy bien, saludable”, dice Segura
“Mírenme, estoy bien, saludable, solo quería que me vieran, ya estoy en mi casa”, dijo Radhamés Segura desde el umbral de la marquesina de su casa. Vestía camisa de rayas y pantalón azul marino, lucía ayer un hombre sereno, al iniciar un arresto domiciliario de 9 meses dictaminado como medida de coerción por el juez de la instrucción especial, Francisco Ortega Polanco.

Eran las 4:50 de la tarde cuando la hilera de vehículos procedentes de la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva llegó quemando el asfalto, a la casa número 2 de la calle Miguel Ángel  Buonarroti con Pablo del Poso Toscanelli, en la urbanización Renacimiento del oeste del Distrito Nacional. Se trata de una amplia residencia, con un gran portón, en una zona de clase media alta, de muchos árboles y, ¿casualidad?, de calles recién asfaltadas.

Radhamés Segura llegó en una Toyota Hilux blanca, matrícula L-351141, escoltado por varios vehículos de la Procuraduría General de la República. En el residencial Renacimiento, entre Bella Vista y El Millón, no se asomó ni un solo vecino a ver de qué se trataba, ni siquiera en un parquecito de buena sombra, donde algunos cogían el fresco de la tarde, hubo movimiento. 

Segura lucía tranquilo, calmado y risueño dijo desde la marquesina, cuyo portón fue abierto, no se acercó mucho, y algo sosegado, dijo: “Ya estoy en mi casa, solo quería que me vieran y como soy amigo de los medios y de la prensa, quería que me vieran, estoy bienÖ”.

A su llegada, familiares y amigos que lo esperaban, lo estrecharon en un fuerte abrazo. Varios de sus abogados permanecieron alrededor de 35 minutos reunidos con él.

Al exvicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, el juez de la instrucción especial, Francisco Ortega Polanco, le dictó coerción de arresto domiciliario por su supuesta implicación en el caso de los sobornos auspiciados por la empresa Odebrecht.

Desde el jueves de esta semana que recién finaliza, cuando fue leído el dispositivo de la medida cautelar se esperaba el traslado de Segura y de los demás imputados a sus celdas carcelarias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *