Río Ozama inunda casas en el sector Los Coordinadores

Por | 5 Mayo, 2017

Hace 13 días que duermen en la calle. Sus viviendas permanecen inundadas por las aguas del río Ozama, y mientras tanto, esperan que una mano amiga acuda a cambiar la triste realidad que viven desde hace más de 30 años  en temporadas de lluvias.

Unas 265 familias que residen en Los Coordinadores, de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte, han tenido que depender, para cubrirse de las lluvias,  de carpas colocadas en las calles, con algunos colchones, y otros con mejor suerte, de casas prestadas.

Pasaban las 2:00 de la madrugada cuando el río Ozama comenzó a penetrar a sus pequeñas casas. Todos dormían, por lo que entre el miedo y la rapidez,  algunos no pudieron sacar sus ajuares.

Enfermedades

De 63 años, José Dotel, ha estado con la misma ropa con la que pudo salir esa noche, su cuerpo está cubierto de salpullido producto de la contaminación de las aguas.

“No pude sacar nada”, lamenta, mientras cuenta que no ha recibido medicamentos para la afección en la piel que está padeciendo.

Al igual que Dotel, decenas de niños presentan enfermedades en la piel, pequeñas “pelotas” en sus brazos, manos y la cabeza, pero a diferencia de los adultos, ellos han recibido medicamentos por parte de Visión Mundial, que acudió al sector.

También los niños y envejecientes han tenido fiebre y problemas respiratorios, por lo que llaman al Ministerio de Salud Pública a que acuda en su ayuda.

A la intemperie

Decenas de carpas, donadas también por Visión Mundial, están colocadas en las calles, con colchones y otros ajuares, pertenecientes a aquellos que pudieron sacar algunos de sus enseres.

Unos duermen bajo la carpas, otros en colchones tirados en las calles que dan cara al callejón Narciso González, donde están la mayoría de las casas inundadas.

“Nosotros tenemos 12 días aquí (ayer), hace seis meses que subió y hoy otra vez estamos aquí y no ha llegado bien la temporada ciclónica”, dijo Rafelina Castillo, quien se vio en la necesidad de trasladar a sus hijos a casa de un familiar porque son asmáticos.

Falta de agua

Debido a los aguaceros continúan aumentando los acueductos fuera de servicio. Cincuenta sistemas no están operando, por lo que 780,370 personas no están recibiendo agua para consumo. Antes de ayer solo 42 sistemas estaban fuera de servicio, afectando a comunidades de 20 provincias.

De acuerdo con el ingeniero Ramon Batista, del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA),  de los 315 sistemas que tiene a su cargo la entidad, 81 han salido de servicio desde que iniciaron las lluvias. Dijo que esos 81 acueductos suplen a un millón 308 mil 720 personas en diferentes provincias.

Aunque aumentan las afectaciones a los sistemas de agua potable, el número de personas desplazadas ha disminuido, al igual que las provincias en alerta.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que 2,460 viviendas están afectadas y que 12,300 personas están desplazadas.

Aún continúan 35 comunidades incomunicadas por el desborde ríos y cañadas en varias provincias.El COE mantiene en alerta roja a Duarte y San Cristóbal, mientras que en verde están: Monte Plata, Monseñor Nouel, San José de Ocoa, María Trinidad Sanchez, La Vega, Valverde Mao, El Seibo, La Altagracia, Hato Mayor, Sanchez Ramírez, Hermanas Mirabal y Santiago.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *