No hay rastros del submarino argentino perdido en el Atlántico

Por | 18 noviembre, 2017

Aviones, helicópteros y navíos de la Armada Argentina proseguían la noche del viernes con la búsqueda de un submarino con 44 tripulantes a bordo con el cual se perdió todo contacto mientras navegada en el Atlántico Sur frente a las costas de Chubut.

El “Ara San Juan” navegaba desde el puerto austral de Ushuaia hacia Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires, cuando perdió contacto con las bases el miércoles.

La hipótesis de la Armada es una falla de comunicación del submarino.

“Aún no hemos podido encontrar, ni tener contacto en comunicación visual o radar con el submarino ARA ‘San Juan’, cuyo apostadero habitual es la Base Naval de Mar del Plata”, dijo en rueda de prensa el vocero de la Armada (Marina de Guerra), Enrique Balbi.

“No hay indicios de que se haya hundido”, dijo.

Los gobiernos de Chile, Estados Unidos y Reino Unido ofrecieron “apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria”, informó la Cancillería.

El ministro de Defensa Oscar Aguad regresó de emergencia desde Canadá adonde asistía a una reunión de la ONU y se instaló junto a su gabinete en la base naval de Mar del Plata.

El presidente Mauricio Macri pasará el fin de semana largo -el lunes es feriado en Argentina- en una residencia de Chapadmalal, ciudad vecina a Mar del Plata, algo que ya estaba previsto antes del incidente con el submarino.

La Armada señaló que “se encuentra realizando las operaciones para retomar comunicaciones con el submarino”, con el que “perdió enlace durante su tránsito desde Ushuaia (3.200 km al sur de la capital) hacia Mar del Plata (400 km al sur)”.

Todas las estaciones de comunicaciones terrestres en el litoral atlántico argentino están alertas a posibles frecuencias de transmisión del submarino que debía reportar posición cada 28 horas.

– Gota en el mar –

Si el submarino está en la superficie, hacer contacto visual no es tarea sencilla.

“Puede demandar muchos días, hay que tener paciencia, emergido aflora sólo un tercio de su superficie y es muy delgado”, explicó al canal TN el capitán de navío retirado Carlos Zavala, excomandante del ‘Ara San Juan’.

Zavala precisó que el navío tiene capacidad para estar sumergido “hasta siete días y siete noches. Tiene gran autonomía”

Balbi indicó que “apenas se barrió entre el 15 y 20% de la zona” donde se estima se encuentra la nave.

Un avión de la NASA, que realizaba tareas científicas en Ushuaia se sumó solidariamente a la búsqueda.

La última posición registrada el 15 de noviembre a las 00H30 locales (03H30 GMT) fue la latitud 46° 44? sur y longitud 60° 08′ oeste, rumbo 015º con velocidad de cinco nudos, según figura en el parte interno de la Armada.

La última comunicación recibida fue a las 07H30 locales (10H30 GMT) del miércoles.

Esa posición sería “a 430 kilómetros del punto más cercano de la costa al sudeste de la Península de Valdés, un poquito más allá de la milla 200”, precisó Balbi.

La Armada negó una versión de prensa sobre un supuesto incendio y especula con un problema de baterías por falla eléctrica.

El submarino había zarpado hace unos 35 días desde Mar del Plata, navegó hasta Ushuaia, desde donde el domingo emprendió el regreso a su apostadero. Debería llegar a mediados de la semana próxima.

“Hasta el momento no se activó la radiobaliza”, dijo Balbi sobre el dispositivo de emergencia con el que cuenta la embarcación.

Expertos señalaron que según el protocolo la nave, aún sin comunicaciones no debería apartarse de la ruta prefijada para facilitar su rastreo.

– El submarino –

El “ARA San Juan” es uno de los tres submarinos que tiene la Marina argentina, que lo incorporó en 1985. Es un sumergible tipo TR-1700, construido en el astillero Thyssen Nordseewerke de Edemen, en Alemania, y botado el 20 de junio de 1983.

Con 65 metros de eslora y siete metros de manga, es de propulsión diésel eléctrica convencional y sistema de esnórquel, con un desplazamiento de 2.116 toneladas en superficie y 2.264 toneladas en inmersión, según la web de la Armada.

Entre 2007 y 2014 estuvo en reparación para extender por 30 años su vida útil.

A bordo viaja Eliana Krawczyk, de 35 años, “la primera oficial submarinista de la historia de la Armada Argentina y es jefa de Armas”, dijo su padre, Eduardo, en declaraciones al canal Todo Noticias.

“Recemos todos para que no le haya pasado nada a ningún tripulante. En el mar son todos hermanos”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *