Marlin pagó 100 mil pesos para mover cadáver

Por | 2 septiembre, 2017

Ramón Pérez Reyes y Dalton Herrera

Santo Domingo

Al día siguiente del asesinato de  Emely Peguero, la señora  Marlin Martínez ordenó a una  empleada que le entregara 100 mil pesos a un tal Boli, residente en  Moca,  un hecho que el Ministerio Público considera que fue  el pago para trasladar el cuerpo  desde donde lo había arrojado su hijo, Marlon Martínez.

Según el acta depositada ayer por los fiscales ante el juzgado de esta ciudad, para pedir medida de coerción contra la detenida,  la empleada acudió jueves 24 de agosto a un banco situado en una plaza comercial  de este municipio, retiró el dinero y, por orden de su jefa, se lo entregó a Boli, del que las autoridades aún no han informado sobre si ha sido detenido.

Precisamente fue en la provincia Espaillat, a la cual pertenece el municipio de Moca, donde fue dejado el cuerpo de la adolescente.

La jueza Yudelka Buret Marcano, del Juzgado de Atención Permanente de la provincia Duarte, le impuso  anoche tres meses de prisión preventiva, que deberá cumplir en la cárcel Rafaey-Mujeres, de Santiago, a la madre de Marlon, luego de que el caso fue declarado complejo por la gran cantidad de involucrados

Encubrimiento.
El coordinador de la comisión designada por la  Procuraduría para este caso , Bolívar Sánchez, reveló que después que Marlon  asesinara a la adolescente , la mañana del miércoles 23 de agosto , tiró su cuerpo desde el puente Colón, de esta ciudad

 Luego, narró Sánchez, el joven contó a su madre,  lo que sucedió y ella lo apoyó, por lo que procedieron a planificar la desaparición del cuerpo.

Según Sánchez, un abogado de Marlin intentó negociar con el Ministerio Público la entrega del cuerpo a cambio de la exclusión de esta en el caso, y como la entidad no quiso, ella procedió a dar orden de cambiar el cuerpo de lugar por tercera vez.

Sánchez aseguró que hay más implicados en el caso contra los que se va a proceder, aunque no reveló nombres.

Este viernes el propietario y el capataz de la finca donde estuvo el cuerpo sin vida de Emely Peguero Polanco, fueron apresados por agentes de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) de la Policía Nacional con asiento en San Francisco de Macorís.

Los detenidos son Joaquín Pereira Guzmán y Basilio Roberto Vázquez García, propietario y capataz respectivamente del terreno.

El cuerpo de la adolescente fue hallado en estado de descomposición y degollada, en un saco dentro de una maleta a orillas de una carretera en la comunidad La Guama del municipio Cayetano Germosén, provincia Espaillat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *