Los verdes vuelven a las calles, impulsados por caso de la Omsa

Por | 28 octubre, 2017

Convocaron a un día verde mañana, y dicen a Gobierno “se preocupan si marchamos y se preocupan sino marchamos”

El caso de supuesta corrupción en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), destapado tras el asesinato del abogado y profesor Yuniol Ramírez, es como sal en la llaga para el Gobierno, pues revivió el Movimiento Marcha Verde, que mañana vuelve a presionar en las calles, luego de unos meses de respiro a la gestión del presidente Danilo Medina.

Para las 9:30 de la mañana del día de mañana, harán una manifestación frente a la sede de la Omsa, como parte del día verde que realizarán en todo el país de manera simultánea y con diversas actividades. El llamado a manifestación cuenta con el respaldo del bloque de partidos de oposición, que encabeza el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Las acciones de protestas van desde jornadas de oración en varias iglesias, encendido de velas, caminatas, concentraciones, cadenas humanas hasta un recorrido en el Distrito Nacional en distintos tipos de vehículos en horas de la tarde de mañana que han denominado “verdes sobre ruedas”.

Desde la gran última manifestación de la entidad, efectuada el 16 de julio pasado, los verdes habían permanecido con actividades de menor alcance y de poco impacto, al punto de que ya se habla de un posible desvanecimiento de la organización. Uno de sus principales activistas, Carlos Pimentel, dijo que lejos de eso, el movimiento Marcha Verde es una estructura nacional y que su capacidad de movilización está más que probada con varias marchas realizadas este año.

“La agenda del movimiento verde la marca y la decide el movimiento verde, nosotros no estamos desesperados, estamos en un proceso de construcción de ciudadanía, lo haremos y vamos a seguir construyendo el movimiento”. “Se preocupan cuando marchamos y se preocupan cuando dejamos de marchar”, subrayó Pimentel, como un modo de significar el dolor de cabeza en que se han convertido para el Gobierno.

En los últimos tres meses, el movimiento se ha concentrado en realizar encuentros en comunidades y barrios que denominó “conversao” sobre la corrupción y la impunidad. En los encuentros, han participado activistas como los periodistas Huchi Lora, Altagracia Salazar y Jhonatán Liriano, así como los activistas María Teresa Cabrera y Carlos Pimentel.

Igualmente, realizó una asamblea para definir la ruta que seguirá en lo que Pimentel denominó segunda etapa de Marcha Verde. “Con la marcha del 16 de julio, el movimiento cerró la primera etapa y abrimos la segunda fase que conduce a profundizar la lucha contra la corrupción y la impunidad”, dijo el activista social.

Sostuvo que el objetivo de los “conversaos” y foros verdes es buscar consenso sobre sus acciones. “Tenemos que recordar que el movimiento después de la demostración del 16 de julio se convirtió en una estructura a nivel nacional y esa estructura tenía que pasar por un proceso de organización y fortalecimiento para poder avanzar en la segunda etapa, que incluye distintas acciones que vamos a anunciar al país”, adelantó Pimentel.

Bloque opositor apoya Día Verde

Los partidos de oposición, agrupados en el denominado bloque opositor, manifestaron su respaldo al Día Verde que convocó el movimiento.

Esos partidos dijeron que rechazan la participación “impune de delincuentes y sicarios en la dirección de las instituciones públicas y exigen avances en el caso de Odebrecht y en los demás casos de corrupción”.

“Los partidos políticos que suscribimos este documento hacemos un llamado a nuestras militancias y al pueblo dominicano en general a integrarse activamente a la jornada nacional de movilización o Día Verde, que ha sido convocada por el movimiento Marcha Verde”, señalan en un documento oficial. El documento lo suscriben los partidos Revolucionario Moderno, Reformista Social Cristiano (PRSC), Alianza País, Humanista Dominicano, Dominicanos por el Cambio, Frente Amplio, Alianza por la Democracia, Revolucionario Social Demócrata, Opción Democrática, y Partido Socialista Cristiano.

Afecta imagen del Gobierno

El 2017 deja un balance negativo para la gestión del presidente Medina, pues solo este año cuatro personas han muerto de manera violenta con hechos que se origina en la corrupción de instituciones del Estado. En el 2015, se produjo el primer hecho trágico, originado en la corrupción de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), cuando el ingeniero David Rodríguez se suicidó en la sede la institución.

En febrero de este año, los locutores de la emisora FM 103, Leo Martínez y Luis Manuel Medina, fueron asesinados por José Rodríguez, quien luego se suicidó, en un acto que luego se descubrió que se originó en la venta irregular de unos terrenos del Consejo Estatal del Azúcar (CEA). El último caso fue el asesinato del abogado Yuniol Ramírez, que según el Ministerio Público fue ejecutado por empleados de la Omsa.

Por el suceso, Manuel Rivas fue destituido de como director de la entidad, y cumple un año de prisión preventiva en la Cárcel de Najayo. Las autoridades también acusan del crimen a José Antonio Mercado (El Grande), y a Argenis Contreras, quien está prófugo, ambos empleados de la Omsa.

Según la fiscalía, el móvil del crimen contra Ramírez habría sido la supuesta extorsión que el malogrado abogado ejercía contra el director de la Omsa, para retirar una querella que había depositado ante el Tribunal Superior Administrativo por corrupción.

Campaña por día verde es intensa en las redes

Durante esta semana, los activistas del Movimiento Verde han estado activos en las redes sociales, promocionando la manifestación de mañana. En twitter, la promueven con la etiqueta #diaverde y #ponteverde. Invitan a las personas a integrarse a las manifestaciones, portando atuendos y objetos verdes. Desde que se inició el movimiento Marcha Verde, en enero de este año, las redes sociales han sido su principal vía de comunicación, promoción y crítica al Gobierno. El movimiento reivindica el fin de la corrupción y la impunidad, básicamente por el caso de corrupción internacional de la constructora Odebrecht. Sin embargo, otros actos de corrupción como el del CEA, la OISOE, y ahora la Omsa han servido de base a las demandas del movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *