La actriz principal en la exitosa película basada en la fe I Can Only Imagine contó a una audiencia el miércoles cómo rechazó los papeles en las películas convencionales que requerían desnudos, enojando a su representante, antes de que Dios abriera la puerta para que ella apareciera en proyectos más sanos.

Madeline Carroll, de 23 años, dijo a una audiencia en la convención National Religious Broadcasters (NRB) que comenzó a actuar cuando tenía alrededor de tres años y que tuvo pocos problemas para obtener papeles familiares durante los años de su infancia. Ella actuó junto a Kevin Costner en la película de 2008 Swing Vote.

Pero pronto, durante su adolescencia, las oportunidades cambiaron. Una de esas oportunidades se produjo después de Swing Vote.

“Esta puerta realmente grande se abrió para mí en ese momento, e iba a interpretar a un superhéroe”, dijo, sin revelar detalles pero agregando que no era una película de Marvel. “… Dios puso todo delante de mí: fama, dinero, fortuna. No iba a tener que hacer una audición otra vez, estaba obteniendo una cantidad ridícula de dinero por la primera película, obteniendo más por la segunda. Y yo … leí el guion. Y simplemente no era algo que sabía que Dios quería que hiciera. Y terminé pasándolo y rechazándolo”.

Ella recuerda que su madre le dijo: “Es mejor, Madeline, errar en los caminos de la justicia que errar en los caminos del mundo”.

“Dios bendijo su decisión”, según dijo ella, pero las oportunidades para los papeles de actuación empeoraron gradualmente durante sus años de escuela secundaria.

“Iba a ser, ya sabes, la adolescente que quería dormir con todos en la escuela”, dijo, describiendo los papeles de actuación que rechazó. “Y fue realmente devastador para mí”.

Sus agentes estaban enojados con ella por rechazar los papeles, dijo. Sin embargo, como cristiana, dijo Carroll, ella quería agradar a Dios.

Alrededor de los 19 años, rechazó un papel que requería desnudez, lo que molestó a su representante.

“Dije: ‘No quiero hacer eso’. Y ella dijo: ‘Bueno, ya sabes, estás loca. … Vas a ganar todo este dinero’, la fama y todo eso. Y yo dije: ‘Bueno, simplemente no quiero hacer eso’.