Estructura física Palacio de Justicia sin condiciones para impartir justicia

Por | 11 Abril, 2017

SANTO DOMINGO.- Más de un año llevan inservibles las centrales telefónica y de acondicionadores de aires del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, generando incomodidades e inconveniente en las actividades habituales de oficinas y salas de audiencias.
Las oficinas de los tribunales tienen que operar con las puertas abiertas y abanicos para mitigar el sofocante calor que según avanza el día se torna insoportable.
Pero el descuido no solo se circunscribe al área interna de las oficinas o los tribunales; los ascensores se encuentran en estado deplorable, duran más dañados que buenos, y de los baños, que no tienen nada que envidiarles a los de algunas de las cárceles del país, el hedor en ocasiones llega a los pasillos.
Empleados están que “pegan el grito al cielo” por la falta de aire acondicionado que sufren desde hace año y medio, lo que atribuyen a negligencia y desidia de las autoridades judiciales.

Producto de esa incomodidad, la pasada semana la jueza de la Octava Sala Penal del Distrito Nacional tuvo que presidir las audiencias sin toga y birrete, porque no se aguantaba el “infernal” calor, el cual se convierte en una amenaza letal para cualquier juzgador con problemas del corazón.
Esta situación contrasta con los “avances” de que se ufanan las autoridades judiciales.
Entre las salas que están sin acondicionadores de aire se cuentan el tercer y segundo tribunal colegiado; el segundo, tercero, cuarto y quinto Juzgado de la Instrucción. De las Salas Penales sólo la Segunda Sala Penal tiene.
En términos generales, todas las oficinas de los tribunales carecen de esa necesidad y los empleados tienen que trabajar con abanicos y las puertas abiertas. El Departamento de Mensajería también sufre el mismo problema.

Teléfono
La central telefónica lleva año y medio dañada y no hay forma de que alguien pueda comunicarse a la oficina de uno de los tribunales.
Servidores del Poder Judicial que rehusaron identificarse dijeron que están viviendo un infierno con el calor, porque el aire central lleva mucho tiempo dañado.
Un funcionario del Palacio de Justicia que pidió reserva de su nombre explicó a El Nacional que están en proceso de comprar una pieza del aire central y que con respecto al sistema de telefonía, esta semana se resolverá.
Atribuyó los problemas en los baños a que en la cárcel que opera en el edificio, los reclusos en protesta taponan el sistema cloacal, lo que genera un “efecto dominó” con los demás.
El baño de prensa de la Fiscalía también mantiene un hedor insoportable por falta de mantenimiento y por la poca ventilación con que cuenta.
También corresponde a la Fiscalía el mantenimiento del ascensor, que a cada momento se daña y en una ocasión ese problema generó aplazamiento de audiencias de un proceso que había interpuesto un empresario con impedimento físico, y que no podría subir al tribunal porque ese medio de desplazamiento se estaba dañado.
Solo cuentan con acondicionadores de aire, el Primero y Cuarto Colegiado y la Segunda Sala Penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *